Blog Aladina

“Queremos que los niños con cáncer no pierdan la magia de la infancia”

14/03/2016   Categoría: Aladina desde dentro, Pequeños grandes héroes
“Queremos que los niños con cáncer no pierdan la magia de la infancia”

 

Leire Collazos es nuestra psicooncóloga en el Hospital de Cruces (Vizcaya) desde hace un año. En poco tiempo, su presencia se ha convertido en fundamental para ayudar a los niños y adolescentes con cáncer que reciben tratamiento en el centro. Hasta el momento, Leire ha ayudado a 51 familias: padres y madres, niños enfermos y hermanitos. En estos casos, el apoyo global a la familia es fundamental porque, de una manera o de otra, es un trance que afecta a todos.

“Buscamos que el cáncer no suponga un bloqueo en sus vidas y que los pequeños no pierdan la magia de la infancia, que puedan seguir adelante, tanto los niños como los padres”, asegura nuestra psicóloga. “La sonrisa es tan importante como el tratamiento, por eso Aladina contempla actuar en tres aspectos: el psicológico, el material y el emocional. Ofrecemos un lugar de escucha y de acompañamiento a los padres para que la enfermedad tenga el menor impacto posible”, apunta.

Leire destaca que los niños “no se pueden quedar con el no pasa nada”, sino que tienen que recibir una explicación acorde a su nivel de desarrollo. “Es un trabajo duro pero gratificante: sabes que estás en un sitio donde haces mucha falta”.

Ayuda psicológica

Nosotros sí lo sabemos. Por eso la Fundación Aladina cuenta ya con tres psicooncólogas contratadas en el Hospital Niño Jesús y en el Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, además de Cruces. Nuestra psicooncóloga más veterana, Valeria Moriconi, ofrece también, de forma gratuita, apoyo a los padres que han perdido a un hijo a través de los grupos de duelo.

En la fotografía, Leire posa con Ibai, uno de nuestros súper guerreros. Ibai fue diagnosticado de leucemia con 5 años y hoy tiene 14. Ha sido un proceso largo y difícil, porque tuvo que ser sometido a dos trasplantes de médula ósea, los dos en el Hospital Niño Jesús de Madrid. Hoy está recuperado y lleva una vida perfectamente normal, sólo que una vez al mes acude al Hospital de Cruces a realizarse un tratamiento especial para mantener sus defensas en los niveles óptimos. El cáncer está superado. Vive en Bermeo y compite en remo. ¡Es un campeón!

Ibai

Nos encanta compartir una historia tan bonita. María José, su madre, es una gran luchadora que siempre está cuando la necesitamos. “Aladina me abrió esperanzas. Ver sonreir a un niño que está en el hospital te abre el corazón”, asegura.

Si tú también quieres colaborar con Aladina, hazte socio o danos un donativo AQUÍ.

 

HAZ VOLAR A ALADINA:

Los comentarios están cerrados.

Subir
Simple Share Buttons