Nuestros Héroes

Joel Alonso


7 años

Joel es único y especial ¡y le queremos infinito!

"Soy Joel y tengo 7 años, casi casi 8. En septiembre de 2020 me diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. Mi padre y mi madre me explicaron que no podría empezar el cole porque necesitaba un tratamiento largo. No pude empezar primaria con mis compañeros y compañeras. ¡Con la ilusión que tenía después del verano y de tanto tiempo sin vernos por la pandemia!

Mis células se habían vuelto “turuletas” y empezaba un camino duro por los efectos secundarios de la quimio, pero sabía que era lo que me iba a curar, así que con buena actitud y mucha paciencia empecé mi tratamiento en el Hospital Clínico de Valencia.

Después de estar viviendo muchos días y meses en el hospital, recibimos la mejor noticia que todo Aladino espera: estaba en remisión y el tratamiento estaba funcionando. Seguí con la quimio intensiva pero sabiendo que mis soldaditos habían ganado la batalla.

Ahora, tengo la vida que tanto echaba de menos: Salir a la calle, jugar con un balón, ir en bicicleta… pero sobretodo, poder ver a familiares y amistades!

Sigo en tratamiento, pero he podido recuperar la vida de un niño de mi edad y gracias a la familia Aladina estoy haciendo muchas de las cosas que me ilusionan y me hacen disfrutar! Gracias por mimarnos tanto.

Gracias a la familia Aladina por hacer que nuestro camino esté lleno de ilusión, alegría y magia.

Leer más

Abril Arnau


3 años

Abril es una pequeña luchadora ¡Conoce su historia!

"Me llamo Abril y tengo 3 años. En enero del año pasado, a un mes de nacer mi hermana Arlet, nuestra vida se paralizó. Nos pasamos muchos días encerrados en una habitación de hospital.

Dejé de ir al cole, de ir a cuentacuentos y a actividades porque me diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo.

No pude entrar al cole en septiembre porque sigo en tratamiento intensivo y mis neutrófilos están bajitos. Pero me encanta asistir al colegio del hospital cuando estoy ingresada o cuando voy al hospital de día a recibir mi tratamiento.

Gracias a la Fundación Aladina he descubierto que me encanta pintarme la cara y hacer manualidades. Tengo muchas ganas de terminar esta fase para pasar a la última del protocolo, que se llama mantenimiento y es donde poco a poco podré volver a la normalidad.

¡Os mando toda la alegría del mundo!"

Querida Abril, ¡estamos deseando que nos llegue un poco de esa magia que repartes con tu preciosa varita! Te queremos muchísimo.

Leer más

Rubén Martínez


9 años

Rubén es un campeón que lucha contra la leucemia ¡Conoce su historia!

¡Hola! Me llamo Rubén y tengo 9 años. A finales de mayo me diagnosticaron leucemia y tanto mi familia como yo nos asustamos y pusimos muy tristes.

¡Pero pronto se nos pasó! Y nos adaptamos a esta nueva vida gracias a las auxiliares, las enfermeras, a los médicos, a las limpiadoras... ¡Y sin olvidar a mis aladinas, Elena mi querida y divertida entrenadora, y Sara, mi psicooncóloga, que tanto me ha ayudado a ser feliz a pesar de estar en el hospital!

Cuando llevaba 5 meses ingresado me hicieron un trasplante de médula ¡mi madre fue la donante! En menos de 3 semanas me pude ir del hospital ¡me dijeron que era un récord en la subida de defensas!

Durante esos días mi padre, mi madre y yo nos divertimos mucho: celebramos Halloween, adornamos la habitación, jugamos con los globos y la pelota ¡una fiesta!

Muchas gracias a todos lo que me habéis apoyado y ayudado ¡os quiero mucho!

Leer más

Marta Escobar


16 años

Marta es una súperguerrera que ha luchado contra un Osteosarcoma como una campeona. ¡Conoce su historia!

“Hola, me llamo Marta y tengo 16 años. Hace 10 años me diagnosticaron un tumor en mi pierna derecha, llamado osteosarcoma. Debido al tumor estuve todo el año ingresada y me tuvieron que amputar mi pierna derecha. De eso ya me recuperé, rehice mi vida y volví a andar con mi prótesis.

En diciembre del año pasado me volvió a salir un nuevo osteosarcoma en mi pierna izquierda, pero esta vez los traumatólogos han podido salvarme la pierna y me han puesto una prótesis interna.

Actualmente estoy en tratamiento con quimio. La recuperación es lenta aunque positiva, y seguro que dentro de nada podré volver hacer mi vida normal y hacer todo lo que a mí me gusta, como natación, salir, bailar, ir de concierto…

Quiero agradecer a las enfermeras, médicos y a todo el personal del hospital porque hacen que todo sea más corto y agradable; a la Fundación Aladina, por la labor que hacen, y a todos los voluntari@s que dedican su tiempo a estar con nosotros y hacernos los ingresos en el hospital más cortos y divertidos”.

¡Marta, eres todo un ejemplo! Te mandamos un fuerte achuchón de todo el equipo de Aladina y de nuestros miles de amigos.

Leer más

Carla González


16 años

Os presentamos a Carla, una princesa que está haciendo frente a un Sarcoma de Ewing. Su madre, Nuria, nos cuenta su historia.

“Soy Nuria González, madre de Carla. El pasado mes de agosto, en plenas vacaciones, Carla nos dio el susto más grande de nuestra vida. De momento sintió un dolor inaguantable en las lumbares, pero aun así nunca pensé que fuese algo tan serio, incluso llegué a pensar que era un tema de crecimiento. La sorpresa fue que en una resonancia nos diagnosticaron un Sarcoma de Ewing.

En ese momento te cambia la vida y empieza la lucha.

Por suerte, ya podemos decir que dejamos unos meses de tratamiento atrás. ¡Nos vamos a casa! De esta fuerte lucha nos quedan muchas vivencias pero, sobre todo, mucho agradecimiento, por el cariño de la gente y el apoyo recibido de la Fundación Aladina. El cariño, la empatía y todo el amor incondicional que nos habéis transmitido no tiene precio.

¡Gracias Aladina, gracias a la vida!

Nos sentimos fuertes porque hemos ganado una larga batalla y seguiremos luchando para ganar la guerra”.

Leer más

Alejandra Aguilera


3 años

¡No te pierdas la historia de esta pequeña heroína y su mami!

“Nuestra vida cambió el 26 de Septiembre de 2018 cuando mi hija pasó de estar jugando con su hermano, a no poder ponerse de pie y convulsionar. Ahí supe que lo peor estaba por llegar. Esa misma noche el mundo se paró, el reloj se rompió y mi alma murió.

Ingresamos en el Hospital Materno Infantil de Granada, donde tras una resonancia nos comunican que es un tumor cerebral embrionario. Un tumor de los raros que sólo se han dado 100 casos en todo el mundo. No puede ser, esto no te puede estar pasando a tí.

Tras una excelente operación nos comunican que no pueden realizar el tratamiento en Granada, nos derivan a Madrid. Hospital Niño Jesús. Te vuelven a golpear fuerte en el pecho, debes irte con tu hija sola a Madrid y dejas a toda tu familia en Granada. En especial a tu hijo de 4 años que no sabes cómo explicarle el por qué de lo que está sucediendo. Haces las maletas y te vas. Te vas con más miedo aún del que ya tenías, te vas sola, te vas con la incertidumbre de qué va a pasar.

Pero te vas con tu hija, que es lo más grande que tienes y por la que sacarás fuerza de donde no las haya, risas de tus lágrimas y canciones de tus penas….. Todo por ella…. Llegas a Madrid y resulta que te encuentras una familia que te ayuda, que te abraza, que te consuela y que te mima. Me encuentro con madres fuertes, con madres coraje que están luchando con sus hijos, y me enseñan a afrontar esto. Me encuentro con Aladina, con Carlos, con Valeria y con un sin fin de voluntarios. Me arropan como si fuera de su familia. Y sobre todo hacen que mi hija ría, juegue y pase ratos bonitos. Eso es muy grande para mí.

Alejandra es una niña que nos ha enseñado lo que es fuerza, lo que es coraje, lo que es lucha y ganas de vivir. Y vamos a vivir, mi amor, vamos a vivir juntas muchísimos años. Por qué tú eres grande, mi pequeña. Eres muy grande. Juntas llegaremos victoriosas al final del camino. Juntas ganaremos esta batalla.
No me sueltes de la mano mi niña, porque sin tí me pierdo.

Gracias Aladina.

Gracias mamás de Santa Luisa”.

Leer más

Teo Silvestre


4 años

Súper Teo, un aladino que ha superado la leucemia como un campeón. ¿Quieres conocerle?

“Nosotros tenemos un héroe en casa, Teo.

Una semana antes de cumplir 2 años le diagnosticaron leucemia de riesgo alto. Ese cumpleaños lo pasamos en la UCI, pero desde entonces no hemos dejado de celebrar cada batalla ganada, por pequeña que fuera.

Los comienzos fueron duros, hubo complicaciones y Teo apenas sonreía. Pero cuando empezó a sentirse mejor, después de dos meses y medio ingresado, todo cambió y volvieron las ganas de jugar y reír.

Hace unos días celebramos su tercer cumpleaños, con un regalo muy especial, porque el día anterior terminó su último ciclo de quimio, y ahora ya empieza con el mantenimiento. ¡Estamos emocionados y felices!

Ha sido un año intenso, de un día para otro cambió la guardería por el hospital, pero es un campeón que ha llevado bastante bien la quimio y los continuos ingresos. Y a nosotros su sonrisa nos ha dado mucha fuerza. Aún no es consciente de todo lo que ha logrado, pero ahí estaremos para recordárselo siempre.

También tenemos una heroína en casa, Sara, la mejor hermana mayor que Teo podía tener y para nosotros una razón más por la que luchar y sonreír.

En el camino hemos conocido a muchas personas estupendas: auxiliares, personal de limpieza, celadores, voluntarios, enfermeras, psicóloga, médicos… A todos, muchas gracias, porque ir al hospital y sentirte casi como en casa nos lo ha hecho todo mucho más fácil”.

María, mamá de Teo

Leer más

Hegoa Rodríguez


7 años

¡Conoce a esta aladina de sonrisa inolvidable!

“¡Hola! Me llamo Hegoa. Tengo 6 años, mi color favorito es el rosa y soy una niña muy valiente.

Cuando tenía 5 años, de la noche a la mañana me puse muy malita. Me dolía un poquito la pierna y fuimos al hospital. De repente me encontré rodeada de médicos que hablaban un poco raro y me llevaban de un sitio a otro para hacerme pruebas. Algunas no dolían pero otras sí, sobre todo los pinchazos. Yo no entendía nada y tenía mucho miedo.

Poco a poco mis aitas y Leire (psicooncóloga de Aladina en el Hospital de Cruces) me fueron explicando lo que me pasaba y en todo momento han estado conmigo ayudándome a ser fuerte y no tener miedo.

Me he pasado un año en el Hospital de Cruces, a veces podía dormir en casa y otras muchas tenía que dormir en el hospital. Allí me han puesto una medicina que se llama quimioterapia y también me han operado de la pierna. Ha habido momentos muy difíciles pero siempre los he conseguido superar. ¡Todos dicen que soy una campeona! Además, me han ayudado dos amigos que siempre vienen conmigo al hospital: se llaman osito y conejito. Osito es rosa y conejito tiene una oreja más larga que la otra de tanto tocarla. Duermen mucho y son muy comilones.

En mi hospital quieren mucho a los niños y nos ayudan a que nos lo pasemos un poco mejor. A veces vienen payasos y músicos, aunque lo que más me gusta del hospi son los dibujos.

Cuando me ponga buena voy a ir a la playa para jugar en la arena y tirarme de chapuzón para mojar a mi hermana. Echo mucho de menos ir al parque con las amigas y al cole. Por muy duro que haya sido el camino, yo voy a seguir luchando como hasta ahora y a seguir siendo un ejemplo de superación para muchos niños. Mis aitas dicen que se sienten muy orgullosos de mí y de mi hermana.

¡Tengo unos aitas muy fuertes!

A veces sueño que somos una familia de superhéroes, ¡quizás sea verdad…!”

Leer más