Blog Aladina

Santi, un adolescente que venció al cáncer

26/02/2014   Categoría: Pequeños grandes héroes
Santi, un adolescente que venció al cáncer

Hola, soy Santiago, uno de los miles de adolescentes que ha derrotado al cáncer.

Tengo 14 años y hoy escribo esto para que conozcáis mi historia. Todo empezó cuando estaba en primero de la ESO. Al terminar el curso, mi madre vio que me habían quedado 5 asignaturas, por lo tanto decidió que me quedase en Madrid estudiando como castigo. Solo iba al pueblo cuando mi madre no trabajaba, o sea, los fines de semana.

Empecé a encontrarme cansado, tenía  mucha hambre y cuando me ponía a comer no me comía ni la mitad. Más tarde dejé de tener hambre y empecé a tirar la comida a la basura cuando mi madre no me veía. A causa de esto me mareaba y me quedé en 32 kg de peso. La gente me decía que qué me pasaba que estaba blanco y yo contestaba que no me pasaba nada.

Empezó un nuevo curso, segundo de la ESO. Cada día me encontraba peor, tenía que irme de clase porque tenía mucho frío cuando mi temperatura era normal, todas las noches me levantaba y tenía que cambiarme de pijama porque me levantaba empapado de sudor y todo lo que comía lo vomitaba. Nadie sabía el porqué de esta situación. Empecé a ir al pediatra y me decía que no era nada.En dos meses que estuve yendo, no me mandó ni una analítica, empecé a coger resfriados, etc.

Santi, mientras estaba en tratamiento, con su hermana

Santi, mientras estaba en tratamiento, con su hermana

Un día a mi madre se le ocurrió llevarme al Hospital Militar Gómez Ulla. Allí me hicieron una analítica, unas ecografías y unas radiografías, al día siguiente ingresé porque tenía anemia y unas manchas en los pulmones. Fue a principios de diciembre.

A mediados de enero me dijeron que me trasladaban al Hospital Niño Jesús. Yo no sabia porqué. Llegué a la recepción y nos dijeron que esperásemos. Había un letrero en el que ponía ONCOHEMATOLOGIA. Y me dio por preguntar a mi madre, ella dijo entre lloros: “hijo a ti te han detectado un cáncer como el de papá”, también me puse a llorar y le pregunté a mi madre si me iba a morir. Ella me dijo que los médicos intentarían que no.

A la media hora ingresé y me explicaron que me habían detectado un Linfoma de Hodgkin en estadio 4 que me había afectado a los pulmones, hígado y bazo, y mirarían si también a mi médula. Me pusieron el port-a-cath, y empecé ya ese día con la quimio.

A partir de ahí todo fue genial, había días que me encontraba mal, otros bien pero no perdí la esperanza. Mi tratamiento acabó en agosto, entre radio y quimio. Para entonces ya me había ido por ahí con una de las fundaciones que colabora con el hospital de excursión. Me lo pasé genial, lo recomiendo totalmente.

Santi junto a José Luis, uno de nuestros voluntarios

Santi junto a José Luis, uno de nuestros voluntarios

A día de hoy ya he pasado 4 revisiones y estoy bien.

La persona que mas me ha dado fuerzas todo este tiempo y me ha demostrado que era una amiga de verdad ha sido una chica llamada Andrea, que siempre ha estado ahí. También encontré muchísimo apoyo en chicos que estaban en mi misma situación.

Un saludo y mucho ánimo que la vida hay que vivirla con alegría!

HAZ VOLAR A ALADINA:

Los comentarios están cerrados.

Subir
Simple Share Buttons